Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Críticas a la Crianza

 

 

Supervivir a la Maternidad

Sin duda alguna no hay momento más cargado de emociones que ese en el que recibes a tu bebé por primera vez en brazos, una mezcla de amor, ternura, placer, alivio y paz se meten por tus poros y te hacen conectarte con la vida de una manera nueva.

Creo que todas las madres recordamos con especial benevolencia ese instante y lo atesoramos en nuestra memoria.

Ansiedad

A su vez en ese instante comienza invadirlos un sinfín de emociones además de la alegría, emociones difíciles de manejar y que tienen como punto de origen la ansiedad. Dudas, culpas, miedos (racionales e irracionales), frustraciones, comienzan gestarse como un bólido en el corazón de esa mamá. Y si no nos tomamos el tiempo para conectarnos con nuestras vivencias y nos enfocamos en las expectativas personales y de otros, podemos llegar a pasar malos ratos durante los primeros días de la vida de nuestro bebé.

Expectativas Compartidas

Estar embarazada es sinónimo de esperar y de gestar en nosotros una visión de lo que creemos seremos cuando nazca el bebé. Así mismo nos imaginamos como será el bebé y como él todos, incluyendo nuestra pareja vivirá su llegada.

Tendemos a subestimar cosas como las trasnochos, las opiniones de los otros y demás mientras esperamos embarazadas. Y llegamos a sobrestimar estos mismos fenómenos una vez que tenemos al bebé con nosotras. Durante el embarazo resulta difícil comprender como una personita tan pequeñita en minutos nacida sacudirá nuestro mundo. Ese nuevo ser y todas sus necesidades invadirá nuestro tiempo, nuestras fuerzas y llenarán nuestra mente.

Durante los primeros 100 días comprenderás que no estaba embarazada sola y que un colectivo forma parte de tu vida, entenderás que con o sin invitación todos se sentirán en la obligación de llenarte de una sabiduría materna que no sirve de mucho. Opiniones diversas mezcladas y en conflicto formarán parte de tu día a día consejos útiles e inútiles consumirán tu tiempo Y al final más temprano que tarde entenderás que tu instinto materno es la clave del éxito para todo. De este modo, te explico: tú esperas algo de tu bebé, tú esperas algo de los que te rodean, los que te rodean esperan algo de ti como madre y esperan algo de tu bebé.

Súper vivir

  1. Es normal que estés más ansiosa preocupada y frustrada que feliz, en efecto es normal que llores por todo. Las emociones están a flor de piel al igual que tus hormonas y es muy probable que las emociones negativas por un momento dominen a las positivas. Permítete hablar con alguien sobre esta experiencia, aclaro: esto no significa que no seas feliz con tu bebé sino que toda la vivencia es abrumadora y agotadora.

  2. Si una opinión no viene de forma amable, de una fuente confiable o tú no la has solicitado trata de obviarla. Evita aplicar todo lo que TODOS dicen, trata de calmar tus deseos de que todo se solucione YA. Los bebés al igual que tú necesitan tiempo para adaptarse. Lo que hoy parece no funcionar, puede que en unos días funcione a la perfección así que toma las cosas con calma. Valora las opiniones dadas con amabilidad y sin ánimos de crítica, las otras ni pierdas tiempo en escucharlas.
  3. Recuerda que las hormonas, el sueño y el dolor (en caso de que existan) también condiciona que puedas estar sensible o de mal humor.

  4. Cada vez que sientas euforia y felicidad compártelo con el mundo, hablar de cosas positivas es estimulante.
  5. La perfección materna está asociada a una madre relajada y descansada, así que la limpieza, por ahora, pasa un segundo plano. En este momento necesitas descanso, dormir, acoplarte con el bebé, amamantar, dar mimos, tomaras tun bebé en brazos, besarle.

  6. Acepta toda la ayuda de donde venga y dirige esa ayuda a la limpieza del hogar, orden de las cosas, cocinar, lavar, etc... Lo ideal es que mamá esté con el bebé.

  7. Haz memoria y conéctate con tus deseos presentes en el embarazo y llénate de su buena vibra.

  8. Aunque no lo creas cada día es más fácil que el anterior. Si lo deseas puedes llevar algún tipo de registro (fotográfico, diario o vídeos) y puedes mirarlos al final de un día difícil, verás cómo te conectas positivamente al mirarlo y de a poco entiendes que "todo pasará".

  9. Si tienes pareja comunícate siempre con él, es importante que utilices tus palabras para explicar -a detalle- lo que deseas, no des nada por sentado, generalmente nuestras emociones nos pueden dar una mala jugada cuando eso sucede.

  10. Busca grupos de mamás de apoyo, siempre funciona tener aliadas que te entiendan y te escuchen.

  11. No te obsesiones con retornar a la velocidad de la luz a tu vida, cuerpo de antes del embarazo. Enamórate de esta nueva persona que eres.

Importante

Recuerda que mientras es mayor el grado de agotamiento la capacidad de respuesta y la paciencia es menor. El sueño de una madre es fragmentado, se despierta muchas veces por noche, por ello aunque duerma muchas horas no continuas no descansa del todo, por eso es importante que se tomen muchas siestas. Bebé dormido = igual mamá dormida.

Muchas madres experimentan pensamientos obsesivos y conductas compulsivas durante los primeros meses de vida de su bebé: mirar si respira, preocuparse por la esterilización, angustia por el bebé, son parte normal de los primeros días de la vida de nuestro hijo. Conversa con tu pareja o alguien de confianza lo que te pueda estar sucediendo.