Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Escritura en espejo o escritura especular

 

 

Mi hijo escribe b en lugar de d, mi niña escribe 3 en lugar de E, mi pequeño escribe las letras como la R y la S de manera invertida, estos son algunos comentarios que realizan los padres, con la angustia de que sus hijos presenten algún tipo de sintomatología asociada a algún problema de aprendizaje, detectado a través del modo como los niños han iniciado sus competencias escritoras.

La escritura en espejo o escritura especular es un fenómeno caracterizado por la reproducción espacial invertida de letras aisladas, números, palabras o párrafos. Dicha inversión permite que se pueda leer correctamente si se coloca la letra, número o palabra invertida frente a un espejo. Como fenómeno la escritura especular presenta una frecuencia común entre escolares de 3 a 7 años, que están incursionando en el mundo de las competencias lecto-escritoras, aumentando la frecuencia de aparición en letras que presentan gran similitud como p - q, b - d, E - 3.

Durante mucho tiempo se le atribuyó como fuente de causa a la escritura espejo o especular alteraciones en la lateralidad, de modo que se pensaba que los niños con lateralidad cruzada o dominancia zurda tendían a presentar este fenómeno al ser forzados a escribir con lateralidad diestra o simplemente por el contraste óculo manual que reporta la diferencia en las lateralidades.

Otra causa común a la que se asociaba la escritura en espejo o especular se vinculaba con el desarrollo de la percepción visual, específicamente en la percepción de simetrías, lo que implicaba la espera de un periodo de neuromaduración adecuado para el alcance de tales competencias.

Sin embargo, últimas investigaciones conducidas por el psicólogo Jean Paul Fisher, resaltan que no existen motivos patológicos asociados a la escritura especular, sino que más bien se corresponden con etapas esperadas en el desarrollo de los alcances en las competencias escritoras, apuntando que las mismas no representan un factor predictor sobre la presencia de un problema de aprendizaje.

En sus investigaciones explica que:


1. Hasta los 5/6 años los niños conocen las letras y los números más no así los gestos motores que determinan su direccionalidad derecha o izquierda.


2. De este modo, escribir es una competencia compleja exigiendo del niño el control de los gestos para formar la letra en el tamaño, la posición que el contexto ha definido para el.


3. El contexto durante los últimos años ha cifrado un aprendizaje implícito de preponderancia en orientación hacia la derecha, esta regla es adquirida por todos los niños de manera inconsciente no operando sobre las letras que constituyen una excepción a la regla, de ese modo las neuronas motoras que ejecutan el gesto al escribir, tras la percepción visual que surge del reconocimiento de palabras y letras, desconocen si el 3 tiene aperturas hacia la derecha o hacia la izquierda.

Con esto hallazgos en consideración, tomamos algunas recomendaciones para acompañar a los niños en la madurez de sus competencias lecto-escritoras:

1. No se alarme, permita que el proceso de maduración siga su cauce natural.
2. Favorezca el dominio de la mano en actividades comunes que refuerzan las competencias grafomotoras: enroscar, subir y bajar cremalleras, abotonar, ensartar, sacudir, enhebrar, deshilachar, machacar, moldear, rasgar, doblar, aplastar, apilar, hundir, etc.
3. Permitir que el niño se relaje durante los momentos de escritura y favorecer el coloreado, la ejecución de líneas rectas y curvas, así como el recortar formas y figuras específicas. Ir aumentando la complejidad conforme el niño alcanza mayores competencias.
4. Solicite acompañamiento de un especialista si nota que la situación no va cediendo conforme se avanza en edad y si además se acompaña con otras situaciones que dificultan el alcance en competencias lecto-escritoras.

En mipsicomama disponemos de un espacio de consulta para acompañamiento de situaciones asociadas a este tipo de circunstancias. Si desea información consulte a info@mipsicomama.com