Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Mutismo Selectivo Infantil

 

 

"En casa cuenta todo lo que vive día a día, hasta las canciones que entonan en el cole, sin embargo, la maestra refiere que no habla con nadie, ni con ella"... "Basta que lleguen unos colegas o amigos del trabajo para que Robert deje de hablar, hasta que ellos se van de casa"... "Es imposible hacer que Diana le diga algo a alguien que no conoce, ni el saludo"...

El Mutismo Selectivo Infantil se refiere a una dificultad que presentan algunos niños en edad escolar (más de 3 años) para iniciar, mantener o responder a un esquema de comunicación-interacción en espacios o situaciones sociales que no le resultan familiares. Dicho fenómeno psicológico es considerado por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) (American Psychiatric Association, 2013) como un trastorno de ansiedad, cuyo cuadro clínico no está asociado a ninguna problemática a nivel lingüístico o comunicativo.

De este modo, el niño o la niña se inhibe de hablar en situaciones sociales nuevas o poco exploradas, esto pese a que en ambientes familiares y conocidos muestre habilidades madurativas para comunicarse adecuadamente, respetando su criterio de edad. Dentro del DSM-V se resalta la diferenciación entre dificultad y trastorno, cuando esté supera el mes de aparición, o cuando no esté asociado a su interacción en una nueva aula de clases.

El mutismo selectivo infantil es un trastorno de origen multicausal, donde variables como:

  • VULNERABILIDAD DEL NIÑO: apego ansioso, modelaje, retraso o dificultades en la consolidación del habla, personalidad tímida, ansiosa o retraída, experiencias traumáticas.
  • FACTORES EMOCIONALES/AFECTIVOS: clima familiar tenso, situaciones estresantes, hogares centrados en el perfeccionismo, estilo parental autoritario o negligente.
  • FACTORES ASOCIADOS AL ENTORNO: espacios restrictivos o poco amigables, interacciones estresantes, excesivas expectativas negativas, habilidades de vinculación del interlocutor.

Como característica resalta que, pese a que el niño se muestra atento o hasta obedece los planteamientos del interlocutor, no busca establecer ninguna línea de comunicación a través del habla. De este modo:

  • No responde verbalmente a preguntas.
  • No hace peticiones de ningún tipo.
  • Tiene reducida participación o interacción con otros, en el espacio poco conocido.
  • Puede mostrarse rígido a nivel corporal y facial.
  • Algunas veces puede señalar o hacer gestos, otras puede mostrarse evitativo (evita mirar al interlocutor, se cubre el rostro, intenta hacer barrera entre el interlocutor y el).
  • En oportunidades estas conductas se mezclan con respuestas ante la ansiedad como balanceo, mordida de uñas, juegos con el cabello, etc.

Claramente, el mutismo selectivo afecta significativamente la vida de los niños que se enfrentan a esta solución ante la presión que experimentan como subyacente a la ansiedad. Esta alteración interfiere claramente en el desarrollo de las habilidades sociales de supervivencia en espacios como la escuela u otros de convivencia que el niño pueda utilizar, afectando su desarrollo socio-emocional y consecuentemente su autoconcepto y autoestima.

Entre las recomendaciones que podemos citar resaltan:

  • Ofrecer al niño respeto, comprensión un ambiente abierto para la comunicación y sereno para el acompañamiento y la gestión dialógica de las emociones que puedan resultarle abrumadoras.
  • Crear espacios y conducir experiencias de interacción social ricas en interacciones sociales diversas, con adultos y niños.
  • Utilice el juego y la actividad física como espacios para interacción entre pares y con otros adultos, partiendo del fortalecimiento de los lazos de apego inmediatos, hasta la extensión hacia otros.
  • Manténgase abierto, optimista y equilibrado en sus propias interacciones con sus hijos.
  • Evite comentarios negativos sobre la dificultad del niño, así como reñirle o forzarle a comunicarse en especial en situaciones donde el niño ha elegido un perfil más bajo o pasar desapercibido.
  • Así mismo evite dar por sentado las comunicaciones con sus hijos, anticipándose a sus expresiones verbales.
  • Permítase espacios para modelar a sus hijos modos de interacción con otros, así como procurarse interacciones diversas de emociones variadas.

Si requiere acompañamiento para la detección, diagnóstico y tratamiento del mutismo selectivo infantil en mipsicomama tenemos un espacio de consultas online disponible para ti, solicita información a través de info@mipsicomama.com