Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Depresión Durante el Embarazo

 

 

Las expectativas y lo que se considera como normal durante el embarazo está asociado a la idea de una mujer radiante y feliz, sin embargo una de cada diez mujeres pueden sufrir de estados de depresión durante el curso del embarazo y un aproximado del 70% puede padecer de episodios de tristeza profunda en cualquier periodo del mismo, esto según datos suministrados por el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos.

Esta alarmante cifra solo representa al porcentaje de madres gestantes que les informan a sus médicos sobre las emociones y estados de ánimo que presentan. Pero si a esto le sumamos el número de madres que por temor, culpa o desconocimiento elige no comentar sobre lo que experimenta a nivel emocional, entonces entenderemos que la cifra puede incluso modificar el patrón cultural de lo que se considera como normal en el embarazo.

Y es que uno de los detalles de la depresión durante el embarazo es que además del estado de ánimo reducido o inestable, los indicadores periféricos (cambios en el patrón de sueño y hambre, dificultades para concentrarse, etc) pueden asociarse directamente al embarazo, dificultando entonces el reconocimiento por parte de la embarazada de las afecciones a nivel emocional que experimenta.

Una de las principales causas del estado de ánimo inestable y reducido durante el embarazo que puede conllevar a depresión, esta directamente asociada al cambio hormonal que experimenta la mujer gestante. De este modo, los efectos neuroactivos de las hormonas esteroides ováricas impactan directamente sobre la forma como se interpretan los estímulos, la capacidad cognitiva para reaccionar sobre ellos y el estado de ánimo que les acompaña.

El cambio en el nivel de estradiol que se produce durante el embarazo, afecta directamente la percepción de bienestar general que experimenta la madre, es por ello que durante el embarazo y de manera más acuciosa durante los primeros meses, se pueden experimentar cambios en el estado de ánimo y del temperamento.

Al hablar de depresión durante la gestación, es importante considerar, además de las causas relacionadas con lo biológico- hormonal, los siguientes factores de riesgo:

  • Historial previo de trastornos del estado de ánimo.
  • Historial familiar de depresión.
  • Historial de embarazo, como por ejemplo haber vivido perdidas gestacionales o tratamientos de fertilidad, embarazo complicado.
  • Contexto social de la madre, asociado a inestabilidad con la pareja o las situaciones que brindan estabilidad (trabajo, casa, condiciones de seguridad y alcance de los servicios de salud)
  • Condiciones de estrés en la vida de la madre o vivir situaciones estresantes como: mudanzas, muerte de un ser amado, divorcio, etc) . 
  • Alto número de hijos previos a este embarazo.
  • Edad muy corta (madres adolescentes) o avanzada (gestación tardía) durante el momento del embarazo.
  • Falta de grupo de apoyo y acompañamiento.
  • Expectativas negativas sobre el embarazo, que van desde embarazo no deseado, condiciones en las que se quedó en estado, o no deseos o planificación sobre el futuro hijo.

Los riesgos de la depresión durante el embarazo, en especial cuando la futura madre no habla o comenta sobre ellos, es que la mujer gestante deprimida puede desatenderse y descuidar sus necesidades durante este periodo. Llegando a pasar por alto las recomendaciones médicas o cumplir con los chequeos mínimos indispensables. Así mismo, otras futuras madres, pueden recurrir a comportamientos dañinos durante el periodo de gestación que afecten directamente su salud y la del futuro bebé.

Así mismo, estudios confirman que los efectos de la depresión en la madre gestante disminuyen la capacidad y desarrollo cognitivo, motor y psico emocional del futuro bebé. Esto pues el estado de ánimo reducido puede afectar directamente la cantidad de sangre que llega a la placenta.

Como recomendaciones, se pueden citar:

  • Conversar con tu pareja, familiares acompañantes y médico durante el embarazo las manifestaciones emocionales que pueden experimentarse, más aún las asociadas a estados de depresión. En especial si se presenta en unión con los factores de riesgo citados.
  • Iniciar un proceso psicoterapeútico que te permita minimizar el estado depresivo a través de la terapia hablada.


Si deseas acompañamiento terapéutico puedes consultar nuestro servicio de consulta online a través de info@mipsicomama.com