Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Mi hija le teme a su primera menstruación

 

 

La menarquia puede ser esperada por muchas niñas con entusiasmo, ansiedad, miedos o sentimientos encontrados. Gran parte del proceso y de las emociones que le acompañan, puede ir de la mano con el modo como en casa esperamos este gran paso en la vida y madurez psicosexual de las hijas. Esta mezcla de sentimientos puede estar enraizada en la idea de que la menarquia es un cambio importante en la concepción que poseen las niñas sobre sí mismas como sujeto, de una u otra forma, es el nacimiento de un nuevo ser, lo que implica que comienzan a mirarse de una manera más madura, asumiendo las responsabilidades propias de este cambio.

A estas percepciones y creencias familiares e individuales, se les suman los comentarios y manifestaciones verbales de las niñas que hacen vida en el círculo inmediato de la prepuber, pues, sus conceptos e ideas pueden modificar los modos como las niñas perciben la llegada de la primera menstruación, por convertirse en referentes directos de la experiencia.

¿De qué manera puedo ayudar a mi hija a vivir la llegada de su primera menstruación ?

•Revisa las creencias que posees sobre la menarquia o primera regla. Es importante limpiar tu discurso de comentarios que puedan impactar de manera negativa las percepciones sobre este cambio. Muchas personas asumen la menstruación como una "enfermedad", restándole naturalidad y normalidad a esta etapa importante del crecimiento. Recuerda que tus experiencias sobre este momento evolutivo, no necesariamente se repetirán en tu hija.
•Toma tiempo para conversar con tu hija sobre el desarrollo psicosexual, sus cambios y lo que conllevan, incluso mucho antes de que la menarquia esté cerca. Aprovechar nuestros propios períodos para orientar sobre lo que sucede en el cuerpo y la mente con la llegada de esta importante etapa, puede prepararles para ese momento.
•Maneja la idea de la variabilidad de expresiones sintomáticas de la mestruación por persona. El único indicador común es el sangrado, de modo que evita acentuar negativamente algunas expresiones sintómaticas como los dolores, la aparición de acné, cambios emocionales etc. Es claro que hablar sobre estos síntomas poco placenteros les ayudará a normalizarlos, preparándose positivamente para ellos poniendo en marcha acciones para minimizar su aparición.
•Ayuda a tu hija a sentirse en confianza con su cuerpo y sus cambios, así mismo prepárala para manejar el higiene durante estos días, crea listas y planifica junto a ella la adquisición, almacenamiento y organización de los productos que puede tener a la mano para garantizarse sentirse segura, limpia y cómoda durante estos días. Puedes incluso preparar un kit de primera menstruación que pueda llevar al colegio, para evitar que su menarquia la tome desprevenida. Así mismo, recuérdale que este es un cambio normal y natural, de modo que sienta menos pudor al decir palabras como menstruación o periodo, e inclusive a solicitar toallas o compresas sanitarias, tampones o copas menstruales.
Ayudar y guiar a nuestros hijos en su desarrollo psicosexual es parte crucial del trabajo dentro de la crianza, de modo que no dejemos al azar o al colectivo la construcción de conceptos sobre pubertad y desarrollo. 

 

 

Si necesitas acompañamiento para este y otros procesos a nivel de psicosexualidad en mipsicomama contamos con servicio de consulta online, solicita información a través de info@mipsicomama.com