Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

¿Cómo acabar con las luchas de poder?

 

 

Hace un par de días durante la consulta online me comentaban unos padres que necesitaban poner fin a las constantes luchas de poder que viven con sus hijos. Durante este espacio, les explicaba que las luchas de poder en el hogar nacen cuando padres e hijos en lugar de gestionar sus emociones y acompañarse de manera dialógica, se dejan abrumar por las emociones desbordantes y permiten que sus expectativas o los deberías choquen con la realidad.

De este modo, cuando los padres procuran la obediencia por encima de la comprensión (el famoso "porque yo lo digo") o intentan a toda costa que los hijos hagan lo que se les indica y no lo que les resulta lógico/adecuado, entonces, no sólo nos arriesgamos a que la autorregulación y la percepción de eficacia de nuestros hijos se vaya por la borda, sino que además comenzamos a vivir la Pa-maternidad desde posturas de víctima o castigador, siempre respondiendo desde la irritabilidad, el cansancio, el enojo, el estrés o la poca paciencia. Poner freno a las luchas de poder inicia por una toma de consciencia absoluta de nuestro rol como adultos formadores y desde el asumir que somos los responsables absolutos de nuestras reacciones en torno a las situaciones.

De modo que, para detener estas batallas siempre la bandera de la paz debe estar izada desde tu lado del territorio, de modo que tus hijos encuentren terreno seguro al cual asegurarse para poder ganar terrenos de responsabilidad y gestión emocional. En claves, les he planteado algunas sugerencias a estos padres, para efectos de este post te muestro 4 ideas a considerar:


1.-Haz menos: si, como lo lees. A veces nos ocupamos tanto de "aleccionar" que dejamos fuera la capacidad de pensamiento y autorregulación de nuestros hijos. De ese modo, en lugar de juzgar, opinar u ordenar: PREGUNTA, usa tu capacidad de acompañamiento reflexivo: ¿qué piensas con respecto a esto?, ¿qué decisión tomas en este caso?, ¿necesitas mi ayuda?, ¿soluciona eso la situación?, ¿estás al tanto de las consecuencias?, notaste ¿que (incluye opciones de solución)?. Menos siempre será más, pues te ahorras los comentarios negativos o las acusaciones que vienen desde tu ira, o tus expectativas no satisfechas, así mismo les concedes el rol protagónico en sus decisiones que se merecen.


2.-Actúa: Ponte en marcha, mueve las energías, enfócate en la solución. Muchas veces estamos tan detenidos en lograr que nuestros hijos acepten que lo que decimos "ES", que le vamos quitando operatividad a las situaciones. Así que antes de iniciar una lucha de poder, encuentra tu responsabilidad solucionadora y acompaña a tu hijo a entender las suyas.


3.-Enfócate en tus hijos: muchas veces las luchas de poder inician porque nos sentimos víctimas de las situaciones, juzgados por las circunstancias, irritables, cansados, desde esa posición nuestras emociones abrumadoras se desbordan. En su lugar, enfoca tu atención en ayudar a tus hijos a tener una visión clara de lo que sucede, comprender su responsabilidad y confía en su poder para poner en marcha soluciones. Centra tus pensamientos en que nadie es víctima aquí, y que hay que buscar herramientas para ganar-ganar.


4.- Crea mantras, frases, códigos, palabras sanadoras, o frases edificadoras, todo lo que te pueda ayudar a encontrarte nuevamente del lado de la calma emocional y que brinde espacio de confianza para que tus hijos alcancen su momento de calma también. Recuerda que todas las situaciones son positivas si nos permitimos encontrar en ellas las oportunidades para nutrir a nuestros hijos de habilidades de las que harán uso el resto de sus vidas.

Si necesitas apoyo o acompañamiento en mipsicomama contamos con servicio de consultas online, solicita información a través de info@mipsicomama.com