Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Auxilio, hacer las tareas se ha vuelto una pesadilla

 

 

Más allá del tema de si poner o no tareas escolares a los niños, este post se centrará en aceptar eso que de momento no podemos cambiar y tratar de aprovechar al máximo sus recursos para evitar que cumplir con ellas se convierta en un terreno de batalla donde quien sale perdiendo es El Niño y su relación con el adulto mediador de la situación tarea escolar. La realidad es que la problemática de las tareas están centradas en varios elementos, algunos pertenecientes a nuestro círculo de control y otros no. Te citó las circunstancias que convierten a las tareas en verdaderas pesadillas para a partir de allí iniciar un trabajo preventivo o correctivo de la situación:

 

  • Exceso de tarea, para algunos docentes más es MÁS!. Esta problemática nace centrada en la idea de que el docente planifica la tarea sin considerar a todos sus educandos y con una falsa expectativa de logro o cumplimiento, llegando a enviar más actividades al hogar de lo que un niño puede manejar. Como resultado El Niño invierte más horas en la tarea de las que dedica al juego, esparcimiento o descanso, inclusive hay oportunidades en la que los padres terminan haciendo la tarea sólo con el fin de cumplirle al docente. Esta sensación de que el tiempo para hacer tareas es eterno o no tiene fin crea una barrera emocional entre El Niño y la situación tarea.
  • Dificultad mayor a la que se puede dominar, cuando la tarea supera las competencias que El Niño tiene este puede experimentar mayores niveles de frustración, lo que convierte el momento de las tareas escolares en espacio para la tensión, rabia, o emociones negativas. Algunos docentes comenten el error de enviar tareas sin verificar si el niño ha consolidado los aprendizajes en el área escolar, olvidando de antemano el propósito de la tarea de ser espacio para consolidar aprendizajes.
  • Tareas poco explicativas, muchas veces los docentes envían tareas en chino, si, suena gracioso, pero es la referencia que recibo de los padres. "No entiendo que quiere la maestra con esto", si el sujeto más importante del proceso educativo -El niño- no entiende de que va la tarea, es muy probable que tarde más en realizarla, o que vacile en su consolidación o inclusive que maneje estrés mientras la realiza.
  • No hay consolidados hábitos para hacer la tarea. Esto sucede cuando generalmente no hemos, como padres, creado una logística personal y familiar para apoyar a nuestros hijos en la realización de las labores escolares.
  • Tareas poco estimulantes y nada motivadoras. Muchas veces la tarea está basada en actividades repetitivas y nada amigables, si bien es probable que El Niño deba cumplir con una serie de elementos a nivel de currículo escolar, no hay nada que esté allí plasmado que no pueda manejarse de manera divertida y estimulante para El Niño. Esta situación hace que El Niño se muestre aburrido, frustrado y poco interesado en el alcance del objetivo de la labor escolar.

 

Hacer las tareas sin batallas

 

En el siguiente apartado te brindo una serie de recomendaciones que pueden ayudarte a acompañar a tus hijos en la situación "tarea escolar" sin convertirlo en una pesadilla:

 

  • Conversa con el docente sobre la cantidad de tarea, es importante comprender el objetivo académico que se pretende lograr con la tarea. Hablamos de calidad en lugar de cantidad. De este modo, dispón de un tiempo adecuado para la tarea y lo que de momento no se ha terminado o consolidado queda pendiente para otro día, infórmale a la maestra este acuerdo a través de una nota. Los especialistas consideran que en los 6 años podemos disponer de 45minutos con una pausa intermedia, entre los 7 y 9años el tiempo de la tarea es de 60 minutos con una pausa intermedia de 10minutos. Mientras que a partir de los 9 años se pueden considerar 90 minutos con una pausa intermedia en ellos.
  • Ayuda al niño a dividir la tarea en pasos o partes, permite que inicie por la parte que domina y de a poco se acerque a los conceptos más complejos o difíciles. Apoya a tus hijos sí notas que necesitan reforzar algunos constructos, así mismo comunica al docente las competencias que El Niño aún no domina.
  • Antes de iniciar cualquier actividad asegúrate que El Niño comprenda qué hará y qué se espera que el haga, así mismo, que sepa el tiempo del que dispone para su realización. Si no se comprende algo, pida asesoría al docente para conocer los objetivos de la tarea. Acompañe a sus hijos en la realización de cada actividad, poco a poco ellos mostrarán cuando pueden hacer solos algunas asignaciones.
  • Defina un horario y lugar para hacer las tareas, es importante que El Niño antes de hacer las tareas tenga un tiempo de descanso. Y después de hacer la tarea tenga espacio de juegos. Con respecto al lugar, considere un lugar iluminado, ventilado y cómodo para permanecer durante el tiempo de la tarea. Ayude a su niño a preparar el espacio y lleve consigo todos los recursos que necesitara para el alcance de los objetivos.
  • Siempre muestre las tareas como algo positivo, estimule durante su realización, evite aspirar a la perfección, en lugar de ellos motive y sea respetuoso con El Niño durante la elaboración de la tarea. Converse con su hijo si no se siente emocionalmente listo o dispuesto para hacer la tarea. A veces es más conveniente hacer una pausa que seguir en un clima de conflicto.

 

Si necesita acompañamiento en el proceso de consolidación de estrategias de negociación para las tareas escolares solicite información sobre nuestro servicio de psicología online a través de info@mipsicomama.com.