Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Hablar de sexualidad sin sucumbir en el intento

 

 

Desde el siglo xx la funciín formadora principal fue re-empoderada hacia los padres, pues hasta ese momento los maestros se encargaban de entregarle a las personas el saber. En esta redireccionalidad del proceso los padres se han visto en la labor de enfrentar sus propios tabúes para otorgar informaciín sexual adecuada a sus hijos, que les sea factor de protecciín en medio de esta actividad humana. Partiendo de esa necesidad surge este post, para ayudar a padres a compartir y acompañar a sus hijos en la formaciín de la sexualidad sin sucumbir a viejos patrones: coercitivos, sesgados o ligeros que se enraízan en el modo como cada familia comparte informaciín en relaciín con este típico. 
Antes de dar inicio a este post vamos a cuestionarnos ante las posibles reacciones que tendríamos ante las siguientes situaciones: 
  1. Su hijo pregunta sobre la posibilidad de contraer una infección de transmisión sexual y usted:

     

    • A. Se pregunta por qué le preguntan?, le comienza a rondar en la cabeza la idea de que su hijo tenga sexo oral.

       

    • B. Responde con lo que sabe del tema, de forma rápida, confusa, breve.

       

    • C. Le pide a su hijo que investiguen juntos.

       

    • D. Le pregunta si eso no lo vieron en el colegio.

       

    • E. Aprovecha la oportunidad para mostrarle vídeos sobre sexo oral y hacer chistes al respecto.

       

  2. Conoce de par de amigos de su hija que están teniendo relaciones sexuales en los baños del colegio.

     

    • A. Utiliza la situación para amenazar a su hija con las consecuencias si se entera que ella hace algo similar. Solicita distancia de su hija con esas amistades.

       

    • B. Escucha la historia y cambia el tema frente a su hija, evita que sea algo incómodo de tratar

       

    • C. Aprovecha la situación para hablar con su hija sobre las consideraciones para tener vida sexual activa de manera apropiada.

       

    • D. Prefiere obviar el tema y olvida el tema, total la historia no es sobre ella

       

    • E. Se mete en una conversación entre su hija y su amiga para darle consejos sexuales

       

  3. Escucha a su hija hablando con amigas y nota expresiones como "te amo" o "vamos a volvernos lesbianas".

     

    •  A. Frena la conversación y le hace saber a su hija lo inapropiado de los términos, con tono enfático le solicita no decir algo así nuevamente.

       

    • B. Aprovecha la situación para conversar sobre la implicación de la comunicación afectos y la orientaciín sexual, dejando claro que no es algo que se decida de buenas a primeras.

       

    • C. Trata de ignorar lo sucedido.

       

    • D. Justifica lo escuchado, piensa que son cosas de muchachos.

       

    • E. Le dice a su hija frases que exaltan el pene (algunas con tono subido).

       

  4. Entra a una sala de cine con sus hijos adolescentes y lo que era una película todo público resulta contener escenas sexuales.

     

    • A. Saca a sus hijos del cine y pone la queja, informando que hay contenido inapropiado.

       

    • B. Se mantiene en silencio y trata de ignorar lo sucedido, aunque fuese incímodo prefiere sumergirse en la historia de la película y obviar ese punto.

       

    • C. Al terminar la película aprovecha para conversar con sus hijos sobre las escenas vividas, tomando el espacio para recordarles la importancia del cuidado, la protección y el respeto de la intimidad.

       

    • D. Al salir de la película se queja por el mal rato vivido. Les informa que cualquier duda sobre lo que vieron pueden preguntar en la escuela.

       

    • E. Hace chistes de las escenas vistas y trata de poner ejemplos de sus actividades sexuales.

       

  5. Le citan del colegio pues descubre a su hija abrazada y besándose en secreto con un joven.

     

    • A. Toma a su hija inmediatamente, le pelea al joven, prohíbe que se traten y le exige a la escuela impedir que cosas como esa vuelvan a suceder.

       

    • B. Se siente apenad@, pide disculpas, y una vez en casa omite el tema.

       

    • C. Aprovecha lo vivido para conversar sobre el respeto del cuerpo, la autoestima y su relación con una sexualidad sana.

       

    • D. Solicita a la escuela se haga responsable de la situación.

       

    • E. Se queda tranquil@ y llama exagerado a cualquiera que intente explicarle la situación, haciendo caso omiso de lo que le indican en la escuela

       

 

 Si tus respuestas son mayoritariamente A: es necesario comenzar a trabajar sus miedos y angustias en relación con la temática sexual, pues es muy probable que estos pensamientos negativos que le llevan a vivir una postura rígida en torno a la sexualidad le terminen perjudicando.

 

 

 Si su respuesta es mayoría B: en este caso es vital dejar de lado la vergüenza ante la temática sexual. La sexualidad es parte del proceso que como padres debemos estar dispuestos a acompañar en su consolidación y manejo asertivo.

 

 

 Con respuestas mayoritariamente C: en este caso usted presenta una conducta abierta y positiva respeto a la sexualidad considerando la importancia de su rol de guía y acompañamiento. Además de que no se muestra como un sabelotodo, sino que construye respuestas asertivas y empáticas en torno a las preguntas que tienen que ver co el sexo.

 

 

 Respuestas mayoritariamente D: si está fue la postura asumida, estás optando por dar por sentado la educación sexual de tus hijos, dejando en manos de otros el reto de acompañarles en este proceso.

 

 

 Mayoría de E: si está fue tu tendencia eres un padre o una madre que ha mal interpretado el progresismo al hablar de lo sexual y posiblemente no estés siendo fuente de protección para tus hijos en lo que a sexualidad se refiere. Esto debido a que les expones a cosas para las que quizá aún no están preparados.

 

 

Como podemos notar hay algunas barreras personales que tenemos que rebasar para conversar con nuestros adolescentes sobre sexualidad y así brindarles información: oportuna, adecuada a su edad y confiable. Partamos de decir cuales barreras como padres debemos derribar:

 

 

  1. Reconocer que somos seres sexuales, abandonando los discursos mágicos y adornados al respecto, ofreciendo información basada en la realidad y con base a nuestra experiencia. En este punto también resulta crucial asumir, si llega a suceder, que nos sentimos incímodos ante el tema y explicarle a nuestros hijos las razones de la incomodidad: -que nuestros padres no hablaron del tema, -que lo manejaron desde la vergüenza, en fin.

     

  2. Reconocer nuestros miedos y vergüenzas, es vital que como padres acompañemos a nuestros hijos en el desarrollo de su funciín sexual sin el miedo que esto pudiese suponer. Muchos padres creen que hablar de sexo invita a los hijos a tener sexo, cuando realmente la información oportuna funciona como fuente de protecciín. Además cuando los padres hablan de sexualidad derriban mitos o informaciín errínea que ya puede estarse compartiendo con grupos de clase y amigos. Así mismo, es importante evitar que nuestra vergüenza arruine nuestra capacidad para dar información, reconocer que puede resultar intimidante, pero a la vez liberador es la clave.

     

  3. Reconocer que manejamos informaciín incompleta, errínea o poco educativa, al reconocer estos elementos podemos buscar ayuda y asesoría para manejar de manera clara e inequívoca temáticas relacionadas con la sexualidad, con típicos que van más allá del coito, la prevención del embarazo y las infecciones de transmisión sexual.

     

  4. Reconocer que su hijo puede tener información o estar teniendo conductas sexuales, con esto no me refiero a que necesariamente este teniendo coito, ni quiero generarle alarma, simplemente es vital entender que nuestros hijos pueden ya tener algún tipo de acercamiento hacia lo sexual y que nuestra labor es acompañarlos a vivir su sexualidad de la mano con la salud y protecciín personal. Al manejar información adecuada evitamos caer en sermonear o en dar información ligera y poco apropiada para su edad.

     

  Con estos elementos planteare algunos aspectos para hablar sobre sexualidad sin sucumbir en el intento:

 

 

  1. Comience desde temprano, aproveche cualquier situación de contenido sexual que se presenté en TV o en la vida real para preguntarle que piensa, explicarle que sucede y anclar la sexualidad a los valores que se manejen en familia.

     

  2. Involúcrece, es importante entender el rol formador, acompañante y de protección que ejercen los padres en el proceso de formación de la sexualidad.

     

  3. Escuche, es vital partir de las dudas que puedan presentar sus hijos para compartir información para la que estén preparados.

     

  4. Sea honesto, no todo merece respuesta inmediata, si necesita buscar informaciín, investigue, reflexione y brinde argumentos claros y sencillos de manejar. Trate de llamar cada cosa por su nombre, dando así información puntual, clara y de protección.

     

  5. Evite usar frases que desconecten, más bien use su experiencia para utilizar ejemplos y vincularse.

     

  6. Busque momentos donde ambos (hijos y padres) estén címodos y tengan tiempo para conversar al respecto de la sexualidad.

     

  7. Abandone sus miedos, está puede ser una experiencia enriquecedora si lo permitimos.