Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Equipos de Crianza

 

 

La gerencia de organizaciones exitosas viene hoy a demostrar una gran realidad que podemos emular en la tarea de crianza:

 

El trabajo en equipo es fundamental para el logro de objetivos de manera efectiva y eficaz.

 

Claramente el trabajo en equipo de quien cumple el rol paterno y quien cumple el rol materno se ve afectado por muchas particularidades que mencionaremos a continuación:

  • Críticas constantes entre los miembros de la pareja parental.

  • Desigualdad en la entrega de roles y responsabilidades.

  • Percepción de totalitarismo en el cumplimiento responsabilidades.

  • Ausencia o evasión de roles por parte de uno de los miembros de la pareja parental.

  • Conflictos en la pareja parental o ruptura en la relación de los padres.

  • Tendencia a tomarse todo el trabajo de crianza por parte de un miembro de la pareja parental.

  • Dificultades para delegar.

  • Excesivo control por parte de uno de los miembros de la pareja parental.

  • Dificultad para asumir responsabilidades o vincularse con la tarea de crianza por parte de uno de los miembros de la pareja parental.

  • Aceptación constante de esquemas de crianza de otros (familiares, amigos, redes sociales).

  • Minimización del rol de uno de los miembros de la pareja parental por parte del otro.

 

La realidad es que como padres, debemos permanecer alineados en los esquemas de crianza y las estrategias que esperamos poner en práctica con nuestros hijos, por ello, algunas recomendaciones que brindamos en este espacio:

  • Converse siempre de manera abierta, cortes y empática algunas ideas básicas sobre aquellos esquemas de crianza heredados, defina lo que para usted es importante conservar.

  • Trate de plasmas acuerdos fundamentales sobre los roles, tareas, su visión de la disciplina o los límites, entre otras ideas relacionadas con la educación y crianza de los hijos. A fin mantener la misma dirección y evitar las desautorizaciones o desacuerdos en medio del proceso.

  • Reparta equitativamente roles y tareas. El trabajo en el hogar y fuera de el consumen la misma cantidad de energía mental y física. Valore y respete el esfuerzo del otro, así como su aporte para el manejo del hogar.

  • Sea positivo, abierto y empático con su pareja, el trabajo de crianza incluye sacrificios emocionales, entregas y cambios profundos para los que debe preparase o ir trabajando poco a poco, tolere las diferencias, acepte que son parte del proceso. Permita periodos de adaptación.

  • Respete el tiempo en casa y del hogar, evite llenar de actividades extras estos momentos recargando de responsabilidades al otro miembro de la pareja.

  • Confíe en sí mismo y confíe en el otro, es importante brindar sensación de valía y apoyo mutuo.

  • Mantengan una comunicación fluida, esto quizá implique la necesidad de trabajar habilidades de negociación, toma de decisiones y manejo de conflictos, a fin de garantizar conversaciones fluidas y productivas.

  • Evite minimizar o desautorizar al otro frente a los niños, habrán momentos de diálogo privado para plasmar esas ideas que hoy no salieron del todo bien.

  • Sea flexible y permita adaptarse al cambio, mejorar, crecer, cambiar y conquistar otras formas de ejercer este rol tan importante para la vida humana.

  • De ser necesario busque apoyo terapéutico para el trabajo de pareja o como familia. Permítase acompañar, resuelva dudas y ponga todas sus herramientas en marcha para llegar a ser un equipo coparental exitoso.