Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Favorecer el Desarrollo Lingüistico

 

 

Entre los grandes momentos que todo padre y toda madres esperan con ansias está la primera palabra. La edad de ocurrencia de esta varía en cada niño y es difícil predecir si le otorgará su primera palabrita a "mamá" o a "papá" o dirá algo más. Lo que inicia como balbuceos aislados y sonidos repetitivos poco a poco va adquiriendo forma hasta convertirse en el primer referente simbólico de la mano del lenguaje hablado en el niño y será esta palabra la que marque el inicio de la adquisición y consolidación de un repertorio verbal más rico. La práctica constante del lenguaje a través de la comunicación de los padres con el bebé, le brindará estimulación a funciones superiores del pensamiento que abrirán sus canales de procesamiento de la información facilitando el aprendizaje de otras competencias de tipo cognitivo, emocional o social. De este modo, mientras mejor se comuniqué el niño gozará de mayores habilidades para poner en marcha recursos de inteligencia emocional que le permita el Control de sus emociones y autorregulación de sus conductas.

 

El lenguaje se aprende por imitación por ende comuníquese siempre con su bebé. Desde el momento en el que se encuentra en su vientre su bebé está captando estímulos y de ellos los estímulos sonoros son los más representativos. Cuando su bebé nace puede comenzar a comunicarse con el, converse con el, explique cosas utilizando para ello un lenguaje audible (no muy fuerte, no muy débil) de manera clara, mirándole a la cara y acentuando la pronunciación y expresión al hablar, utilice preguntas y exclamaciones para hacer la comunicación más rica y fluida. Describa cada cosa que hace, aunque usted conciba a su bebé como un mero receptor pasivo, esto está muy alejado de la realidad, ellos imitan los movimientos que se hacen al hablar, emite sonidos similares a los que escucha, incluso su llanto toma un tono diferente cuando les hablamos, pues están comunicando cosas constantemente, ademas en menos de lo que imagina (tercer mes aproximadamente) intentará comunicarse con usted a través de sonidos guturales. Cuando estas primeras interacciones aparezcan imite su sonido e intente conversar con ellos, de este modo le otorga al lenguaje su carácter afectivo y socializador. Si el bebé llora, utilice este espacio para comunicar: "mami te entiende", "dame un minuto", "aquí está la tetica de mami", "se que tienes hambre". Así mismo utilice las salidas para explicarle cosas como: el lugar al que van, las personas con las que se encuentran, algunos datos sobre naturaleza, o detalles de objetos que ven. Enuncie y articule muy bien "Mamá" y "Papá" pues el bebé repetirá los movimientos de nuestra boca y esto se convertirá en sus primeras sílabas. Mientras más se interactue con el bebé más intentara este comunicarse, pues se sentirá conectado afectivamente y estimulado. Otras estrategias como cantarle y jugar con onomatopeyas de animales puede ser un gran estimulante para el lenguaje de los niños.

 

A partir de las primeras interacciones como padres debemos proponernos enriquecer el lenguaje de nuestros bebés. Claves sencillas nos ayudarán en esta tarea:

 

  • Léale cuentos a su hijo, exagere las voces de los personajes para estimular la atención de los niños.
  • Nombre todo lo que está a su alrededor haciendo al niño consciente de ello, así mismo hágalo con cada objeto que su bebé tome.
  • Relate actividades rutinarias como el baño, el cambio de ropas, la limpieza del cuarto.
  • Evite el lenguaje infantil, hablé claro, y a un tono audible para el bebé. Cuide la calidad de su lenguaje, nosotros somos su principal modelo de interacción, por ende debemos cuidar el modo como hablamos.
  • Estimule la comprensión de su bebé, de pequeñas indicaciones y elogie la comprensión de las mismas.
  • Utilice claves causa-efecto en el lenguaje, ejemplo: choca los cinco, aplaudir, levantar las manos. Conectar las palabras con acciones en frases y canciones puede ser muy estimulante. Mientras más grande es el bebé, podemos incluir más bits de inteligencia: ejemplo: arriba, abajo, derecha, izquierda, etc.
  • Nombre las cosas de la manera más exacta posible, corrija deforma amable y respetuosa, estimulando la curiosidad natural del niño, de este modo aumenta su vocabulario y la precisión del mismo.
  • Estimule la deducción a través de explicaciones sencillas, evite cerrar las conversaciones con una simple afirmación o negación. Ayúdele a sacar conclusiones y hacer asociaciones con fenómenos naturales o comunes en el hogar. Ejemplo: el deshielo, la salida del sol y la luna.
  • Sugiera siempre modos para negarse o afirmar, de modo de estimular la comprensión y ampliar el repertorio de palabras del niño o niña.
  • Estimule el diálogo, cuando ya el niño ha empezado a armar las primeras frases converse con el y plantee situaciones nuevas y excitantes que le generen curiosidad.

 

Puedes solicitar información de nuestras consultas online a través de info@mipsicomama.com.