Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Auxilio mi hij@ teme defecar

 

 

El tema del #controldeesfinteres encierra en sí mismo una serie de elementos a considerar en torno a la madurez física, neuronal y emocional del niño. Tal y como lo hemos manifestado en post previos, el control de esfínteres es un proceso natural de conquistas individuales del niño que poco o nada tienen que ver con las necesidades maternas/paternas o escolares. Sin embargo, cuando el control se ejerce desde afuera y dejamos de lado las necesidades del niño, algunas situaciones pueden presentarse como es el caso de tener miedo a defecar, partiendo desde el miedo a usar la taza de baño (inodoro), pasando por optar hacer escondidos en el pañal o su ropa, hasta retener las heces fecales llegando a producir estreñimiento o constipación.

 

El miedo a defecar subyace de las siguientes causas:

 

  • El control de esfínteres se ha realizado de manera abrupta, por ende El Niño aún no se encuentra física, neurológica, emocional y psicológicamente preparado para este paso evolutivo.
  • Cuidadores (madres, padres, docentes, etc) muy estrictos que han asociado el proceso de control de esfínteres con gritos, violencia física, etiquetas, comentarios negativos y burlas.
  • Asociación dolor físico con control de esfínteres, esto sucede generalmente cuando El Niño ha pasado por una constipación o periodo de estreñimiento y expulsar las heces se convierte en un proceso doloroso, así mismo sucede con niños que se irritan por heridas en el ano producto de la dureza de las heces, llegando su expulsión a producirles ardor, purito o dolor. En este caso El Niño entra en un circulo vicioso:
    "Al Hacer me duele -> No hago -> Me pongo estreñido -> Al hacer me duele"
  • Situaciones externas asociadas con el uso del sanitario (taza de baño, inodoro) por ejemplo: que esté fría, temor a caer en ella, miedo al ruido que produce al bajar las heces, temor a permanecer solos en el baño, incomodidad ante la situación de permanecer sentado en el sanitario, etc.
  • No comprenden como algo que les pertenece o estaba en su cuerpo debe ser dejado en el sanitario para irse por las tuberías, algunos niños llegan a asociar esto con la idea de creer que ellos también se irán por la tubería.

 

Qué hacer en estos casos ?

 

  • Considere que el "control de esfínteres" es un hito evolutivo que le pertenece exclusivamente al niño, de ese modo, mamá, papá, cuidadores formamos parte de un grupo de apoyo y acompañamiento, en otras palabras: debemos estar atentos a las señales en lugar de forzar a los niños a alcanzar una competencia para la cual no están listos, si necesitas verificar si tu hijo está listo para que le acompañes en el proceso verifica el post al respecto: Control de Esfínteres.
  • Sea fuente de protección y motivación para El Niño durante el alcance del control de esfínteres, de este modo:
    • Comuníquese con el docente y solicite sean respetuosos en el manejo del proceso desde la escuela.
    • Evite los gritos y regaños en torno al tema, recuerde que esta aprendiendo una competencia y por ende es normal que se cometan errores.
    • Evite las comparaciones, comentarios sarcásticos, ironías, castigos relacionados con el tema del control de esfínteres.
    • Manténgase optimista y motivador durante el alcance de la competencia.
  • Verifique las condiciones físicas del niño, ayude con el consumo de agua y fibras para producir heces fecales mas blandas, inclusive comente con su novia pediatra la situación de la constipación o estreñimiento. En algunas familias es común que sean mas estreñidos que en otras, es importante manejar este dato para apoyarle con alimentos que favorezcan el trabajo intestinal. Use pomadas y cremas para sanar el ano lastimado y de consuelo. Ayude y apoye a su bebé durante la expulsión de heces duras, brinde consuelo y compañía.
  • Considere el entorno que involucra el control de esfínteres, verifique la temperatura de la taza del inodoro, haga sentir a su hijo seguro en ella. Puede ayudarse con adaptadores de taza sanitaria para niños, así mismo puede venderle la idea de bajar ellos la palanca del inodoro o tirar de la cadena. Si demuestra miedo por el ruido, puede optar por hacerlo cuando El Niño no está presente, e irlo acercado poco a poco a la situación. Es importante vivir con calma y sin estrés el paso de la bacinica al sanitario.
  • Utilice recursos externos para explicarle a sus hijos el proceso de ir al baño y controlar el esfínter, puede optar por libros, cuentos o vídeos en torno al tema, puede permitirle acompañarle al baño y vivir el proceso siendo usted el modelo; así mismo puede utilizar algún muñeco o muñeca para explicar el proceso. Mantenga verbalizaciones positivas y de apoyo siempre, ilustre que lo que sucede es totalmente normal y que en poco tiempo será un experto en el tema.

 

Muchas veces los adultos vemos los hitos evolutivos o alcances como procesos sencillos de alcanzar y lograr, desvinculándonos de la realidad interna de nuestros hijos. Es claro que no todos los niños viven el proceso de control de esfínteres igual, sin embargo todos los niños merecen un acompañamiento adulto centrado en el respeto a su ritmo, la tolerancia hacia los errores y la compañía necesaria para ayudarles a superar los posibles obstáculos que surjan, sin exigencias ni controles externos.

 

Si necesitas apoyo y acompañamiento terapéutico para esta y otras situaciones asociadas al control de esfínteres no dudes en solicitar información acerca de nuestro servicio de consulta inmune a través de info@mipsicomama.com.