Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Pesadillas Infantiles

 

 

Despertarse en medio de la noche al oír los llantos inesperados de nuestros hijos puede convertirse en una experiencia atemorizante y difícil, mas aun cuando el niño que acaba de tener una pesadilla y llora desconsoladamente, está empapado de sudor, se encuentra aterrorizado y no quiere volver a dormir. Aquí se entremezclan miles de preocupaciones y ansiedades paternas/maternas, que lejos de gestar soluciones complican la situación. En el post de hoy trabajaremos sobre el mundo de las pesadillas y cómo ayudar a los niños a afrontarlas.

 

Tener pesadillas es algo normal y frecuente, comienzan su aparición desde los 2 años, pese a que su mayor incidencia se de entre los 3 y 5 años cuando comienza a surgir el pensamiento mágico, llevando al niño a cruzar la fantasía con la realidad. Una pesadilla es un mal sueño que versa sobre un peligro o amenaza imaginada por el niño, inclusive puede tratarse del recuerdo de algún acontecimiento relevante que le generase angustia, ansiedad o miedo durante su día. Las pesadillas ocurren comúnmente durante el sueño REM el cual hace su aparición pasados los primeros 90 minutos del sueño, es por ellos que las pesadillas comúnmente suceden a la mitad de la noche o en la madrugada, rompiendo el patrón natural del sueño, perturbando el nivel óptimo de alerta, concentración y energía durante el día.

 

Entre las causas de las pesadillas resaltan: el cansancio físico y mental, tener fiebre o el efecto secundario de alguna medicación, haber vivido situaciones o acontecimientos estresantes, ansiosas o que despertaran angustia y miedo en el niño. Las pesadillas en si misma no representan una amenaza en la vida de los niños, sin embargo su aparición recurrente afecta la higiene del sueño y este hecho repercute e impacta negativamente en el funcionamiento diurno del niño. Además de que al transformarse en algo repetitivo se pueden convertir en causales de fobias específicas a la oscuridad, su habitación o simplemente temor a dormirse, lo que impacta en el ritual nocturno del niño afectando su desarrollo sano e impactando en la rutina familiar. Aquí te plasmamos algunas recomendaciones para afrontarlas y ayudar a tus hijos a dormir plácidamente.

 

Para prevenir su aparición podemos:

 

  • Acompañar al niño a la hora de dormir, haciendo uso de una rutina que les haga sentirse relajados, en confianza y seguros. Para ello mantén horarios relativamente constantes, con par de actividades para ayudar a tus niños a relajarse (baño, cuento, canto, etc).
  • Evita las situaciones de tensión y conflictos antes de ir a la cama, puedes optar por hacer un recuento de las cosas agradables que se han vivido a lo largo del día.
  • Si el niño duerme en su propia habitación se sugiere evitar dejarle sólo cuando se duerma. De este modo, hay que procurar hacerlo mientras aun permanece despierto. Nuestro cerebro hace un escaneo de lo que percibe antes de dormir, si nos quedamos allí y luego partimos corremos el riesgo de que en los micro despertares (naturales en todos los seres humanos) el niño se perciba solo y entre en angustia.
  • Comprenda las necesidades de seguridad del niño, en especial si necesita de una luz tenue o un muñeco para sentirse seguro.
  • Evite que el hogar sea un espacio de tensiones, así como exponer al niño a películas sangrientas, de terror o video juegos con contenido para mayores.

 

Para ayudar si presentan pesadillas:

 

  • Permite que te cuente de qué va la pesadilla, este punto nos puede ayudar a entender las preocupaciones ir hacen vida en el mundo emocional e internos de los niños..
  • Puedes ayudarle a crear un final feliz a la pesadilla, construir junto a él una versión creíble, heroica y tranquilizante de las pesadillas le pueden añadir estructuras nuevas así mundo simbólico a las que podrá recurrir en otros momentos desde lo inconsciente.

 

Las pesadillas son un fenómeno común, mas no despreocupante, su repetitiva aparición pudiese sugerirnos la necesidad de apoyo terapéutico y acompañamiento. Para recibir asesoría online infórmate a través de info@mipsicomama.com.