Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Remitido al psicólogo

 

 

En casi 12 años en el ejercicio de la psicología y con los muchos pacientes atendidos han sido cuantiosas las oportunidades en las que he atendido madres y padres angustiados, estresados, confundidos, molestos y con inmensos sentimientos de culpa ante la referencia de la escuela hacia la necesidad de que su hijo/hija sea visto, evaluado o presente un informe de parte del psicólogo. En la mayoría de las oportunidades los padres llegan con una idea vaga de las razones por las cuales se encuentran en consulta, pues casi siempre el niño se comporta de un modo en la escuela y de otro en la casa, otras ocasiones vienen con el simple criterio "se porta mal", y más aún son las ocasiones en las que los padres sienten que la escuela la tiene tomada con El Niño por el inagotable número de convocatorias y reuniones que en lugar de terminar en propuestas de situaciones terminan en amenazas de que el niño cambie si o si. Así mismo, fluyen los momentos en los que los docentes han asumido que el niño tiene tal o x patología y necesitan que el psicólogo la confirme, en el mejor de los casos para ayudar al niño, en el peor de los casos para justificar lo que no se logra con el en el aula. Sea cual sea la forma, razón o motivo, e inclusive, sea cual sea la reacción de los padres la situación es la misma: padres en posición de alerta frente al proceso terapéutico que desconocen o saben muy poco sobre las razones por las cuales están en consulta.

 

Es por ello que hoy en este post me tomé la tarea de suministrarte algunos tips aplicables a padres y docentes sobre los elementos que debes conocer antes de llevar a tu niño al proceso terapéutico.

 

  • Es importante que el docente defina la o las conductas que el niño ejecuta que le generan preocupación, definiendo posibles causas y puntualizando el número de oportunidades en las que se presenta en una jornada regular de clases.
  • Previa a la remisión al especialista conviene que el docente se reúna con los padres y le comenté de manera puntual y por escrito las conductas que le generan preocupación. Es vital que en esa reunión los padres y el docente definan acuerdos y estrategias para poner en marcha, a fin de probar si con los recursos que manejan será posible disminuir la conducta.
  • Aproveche la reunión para construir la historia de vida del niño asociado a la situación que genera preocupación. Los padres pueden aprovechar el espacio para plasmar soluciones que han funcionado con antelación, en años anteriores o en el hogar.
  • Conviene antes de llevar el niño al especialista poner en marcha por un tiempo prudencial las estrategias de solución que surgen en la reunión.
  • Solicite al docente un formato breve de remisión que especifique: conducta o conductas que ejecute el niño que son de su preocupación. Desde cuando viene observando la conducta. Fortalezas del niño, estrategias aplicadas para minimizar la conducta que ha dado resultado, estrategias aplicadas para minimizar la conducta que no han dado resultado.
  • El proceso terapéutico es un proceso vivo y merece sus tiempos para la valoración de las condiciones que derivan en terapia así como para evidenciar resultados producto de la aplicación de técnicas en el hogar o en la escuela. Todos, padres, docentes, niño, psicólogo forman parte del mismo y por ende es vital que se entiendan y apliquen las recomendaciones que son responsabilidad de cada uno.

 

¿Cómo sacar provecho de la situación?

 

Es mucho lo que podemos potenciar como familia en medio de un proceso terapéutico. Siempre que lo permitimos está situación puede ayudarnos a mejorar. Considera lo siguiente:

 

  • Que el psicólogo te brinde un plan terapéutico que te ayude como padre y madre a mejorar tus habilidades en el manejo de la situación, contando con mayores herramientas para el afrontamiento de conflictos posibles.
  • Que el plan terapéutico definido pueda aplicarse a más de uno de tus hijos, bien sea como herramienta preventiva o como proceso de mejora.
  • Que el plan terapéutico definido por el psicólogo cuente con estrategias puntuales y de intervención en la escuela, en especial si estas pueden ser verificadas y continuadas en el tiempo.
  • Que el plan terapéutico definido promueva y mejore habilidades en nuestros hijos, así como que potencie los espacios de empatía en la familia.
  • Que durante el proceso terapéutico y con el acompañamiento del psicólogo se mejoren habilidades de inteligencia emocional, resolución de conflictos, negociación y comunicación en todos los miembros del grupo familiar.

 

En resumen, esta puede ser una oportunidad de mejora si lo permitimos, en especial si vamos con todas las ideas claras y dispuestos a poner en marcha todas las estrategias .

 

Como herramienta adicional te anexamos un cuestionario que sirva de guía durante la entrevista con el docente o la docente para obtener la mayor cantidad de información y guiar adecuadamente el proceso de remisión.

 

Descargar Documento

 

En caso de solicitar apoyo para el manejo de consultas, o acompañamiento durante el proceso de Remisión solicite información de nuestros servicios de consultas a través de info@mipsicomama.com