Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Alergias infantiles (Caso y recomendaciones desde la psicología)

 

 

Hola soy Carolina (@carolina2378 en instagram) mamá de Joaquín y Virginia; y quiero hablarte un poco sobre las alergias en los niños, en especial de mi experiencia. Empezaré por contarte que mis dos niños son alérgicos, Joaquín mucho más que Virginia, ambos tienen una importante carga genética por herencia, de igual forma, factores externos y mi desconocimiento en el tema han contribuido a potenciar la alergia sobretodo en Joaquín.

 

Las alergias en Joaquín comenzaron porque recibió lactancia mixta, introduje lactancia materna a la par que leche de vaca en su versión fórmula para bebes, esto trajo un sin fin de problemas, diarreas, gases, erupciones en piel, pañalitis. Cambié y cambié de fórmula hasta encontrar la que más o menos se ajustaba al niño, este fue el punto de partida para todos los malestares que vendrían después en Joaquín.

 

A medida que mi hijo crecía, también aumentaban las veces que se enfermaba, con frecuencia y con mucha facilidad un simple resfriado con congestión nasal, o al menos eso creía yo, pasaba a ser una tos incesante, que desencadenaba en un crup de laringotraqueitis, el cual en varias ocasiones edematizo su laringe y resultaba en la asfixia del niño. Los médicos me decía que eran normales esos cuadros a su edad pues estaba fortaleciendo su sistema inmune.

 

Pasamos por muchos insomnios controlando la tos, haciendo todos los remedios que nos recomendaban para evitar el crup y su posterior tratamiento con esteroides.

 

Mensualmente Joaquín tenía tos y congestión nasal, no está demás decirte que visitamos varios médicos en busca de un diagnóstico definitivo. Para mi era muy confuso porque comenzaba a notar síntomas que no les veía relación unos con otros, Joaquín se quejaba de dolores estomacales, diarreas y, lo que más me preocupaba, su inapetencia.

 

Finalmente y a través de diferentes pruebas de alergia que se le practicaron, supimos que Joaquín era alérgico a más de una cosa, había hecho una marcha alérgica. Es alérgico a factores ambientales y a algunos alimentos. Este proceso duró aproximadamente 3 años, tiempo de mucha incertidumbre y preocupación pues no sabía como ayudarlo a mejorar. Recuerdo que algo que hacía constantemente era leer, de allí recopilé información muy valiosa que me ayudó muchísimo. A continuación te presento un breve resumen de lo que considero como madre es importante saber sobre las alergias:

 

La mayoría de las personas conocemos sobre las alergias, pues es algo muy común en la población, muchos sabemos sus tratamientos y sus síntomas, pero ¿qué es la alergia?...

 

Según la Asociación Española de Pediatría (AEPED), la alergia es una reacción desproporcionada del sistema inmunológico a una sustancia que es inofensiva para otras personas. En una persona alérgica el sistema inmune trata a la sustancia o alérgeno como un invasor y reacciona provocando síntomas que generan molestias.

 

Las enfermedades alérgicas comprenden una serie de patologías de expresión clínica muy diversa (respiratoria, cutánea, digestiva, o multiorgánica) y gravedad variable. Lo más complicado cuando un niño padece una alergia, en mi opinión, es identificar el o los alérgenos que desencadenan la reacción. Las primeras manifestaciones de alergia suelen confundirse con otras enfermedades sobretodo en niños en edad escolar.

 

¿Cómo saber que alérgeno desencadena la alergia en tu hijo?

 

Obviamente el diagnóstico del pediatra alergólogo, las pruebas de alergia y tu observación diaria sobre los síntomas y comportamiento de tu hijo harán que identifiques claramente el tipo de alergia y alérgeno.

 

No siempre es fácil llegar a saber a qué es alérgico un niño antes de los 5 años, y algunos médicos no recomiendan aplicar pruebas de alergia en niños menores de 2 años, por ello tu observación es determinante, pues eres tu quien vive con tu hijo, sabes qué come, cómo son sus deposiciones, etc.

 

Los síntomas varían según el tipo de alergia, entre los cuales pueden notarse picor en la piel, congestión nasal, secreción en los ojos, tos, picor en la garganta, heces inconsistentes o algunas veces líquidas, dolor de estómago, pápulas en la piel y estornudos, entre los síntomas leves a moderados; y, como síntomas graves, edema de glotis y anafilaxia.

 

¿Qué hacer cuando ya está identificada la alergia?

 

Debes saber que como la alergia es una condición que compromete el sistema inmunológico y éste es el defensor del cuerpo, tu niño puede que sea entonces una esponjita para captar otros virus, es decir que se enferme más a menudo, así que el control de la alergia una vez que ha sido identificada es de vital importancia.

 

Para controlar una alergia, el médico debe proporcionarte el o los protocolos a seguir, los cuales han sido ya estandarizados.

 

Cuando la alergia es de tipo alimentaria, las mamás solemos preocuparnos muchísimo, porque implica retirar alimentos de la dieta, prohibirle al niño alimentos que lo perjudican. Voy a darte algunos tips, que como madre me han ayudado sobrellevar la alergia alimentaria:

 

  • Evita comer fuera de casa, prepara tu misma los alimentos de tu niño, así sabrás exactamente qué comió y trata de prepararlos de la manera más natural posible, no agregues condimentos artificiales o salsas industrializadas. A continuación hay algunos sustitutos que te ayudarán un poco más en la cocina:

Alérgeno: Huevo
Sustituto: Cambur, chia, linaza cocida
Puedes preparar: Galletas, brownies tortas.

Alérgeno: Trigo
Sustituto: Harina de arroz, harina de papa, fécula de maíz, harina de yuca, quinoa, berenjena, calabacín
Puedes preparar: Galletas, brownies, tortas, pizzas, panes.

Alérgeno: Leche de vaca.
Sustituto: Leche de almendra, coco, ajonjolí, alpiste.
Puedes preparar: Cualquier preparación que contenga leche.

Alérgeno: Frutos secos.
Sustituto: Coco, pasas.

  • Ofrécele a tu niño opciones en lugar de prohibirle, ofrece alimentos variados y multicolores, mientras más colores vea en su plato más nutritivo es.
  • Incluye en tus comidas los superalimentos como chía, amaranto, quinoa, moringa y mijo. Elevando la calidad de tus comidas fortaleces el sistema inmunológico de tus niños.
Ten presente que si tu niño ya tiene una alergia y no ha sido controlada es probable que desarrolle otra u otras, esto es lo que se conoce como marcha alérgica.

 

Las alergias pueden evitarse para ello es vital darle a nuestros bebés lactancia materna exclusiva en sus primeros 6 meses de vida luego hasta los 2 años con alimentación complementaria y, evita introducir prematuramente alimentos potencialmente alérgenos como huevo, leche de vaca, frutos secos, trigo, piña, etc ya que a fin de cuentas tendrán toda una vida para comerlos.

 

Esta ha sido mi experiencia que se escribe fácil, pero no es nada sencillo tener a nuestros niños enfermos, causa angustia y ansiedad, espero haber ayudado a resolver tus dudas, no estás sola.

 

Mucho se ha escrito sobre los componentes psicológicos y su asociación para el tratamiento en la reducción de signos y síntomas físicos, en este post te planteo algunas recomendaciones para acompañar a tus hijos en el camino de una alergia, evitando que viva las complicaciones de la misma por exposición a sus desencadenantes.

 

  • Haz conciencia de tus emociones con respecto a la situación que atañe la alergia, su causa y sus consecuencias. Muchos padres manejan grandes dosis de culpa asociado al desarrollo de un cuadro alérgico en sus hijos, de modo que hacer un viaje a nuestro interior, retirar la culpa y transformarla en aceptación no pasiva y aprovechamiento activo de lo que representa puede hacer gran diferencia, no solo en la vida de tus hijos y tu familia, sino también en la tuya. Al tomar la alergia como una situación a la que hay que hacer frente desde la adaptación y hasta el empoderamiento, minimizamos la ansiedad, ayudando a nuestro organismo a fortalecer nuestro sistema de respuesta inmune desde nuestro control emocional y psíquico.
  • Observa la autoestima de tus hijos con alergia, muchas veces las restricciones a las que les sometemos les llegan a minimizar su gestión sobre el autoconcepto y valía personal. Permítele ver lo que si puede hacer, lo que si puede comer, lo que si es posible lograr independientemente de la alergia que se tenga. Emociones como la frustración, el enfado, el miedo pueden llegar a tomar el protagonismo en la vida de nuestros hijos con alergia, estar preparados para acompañarles con empatía y respeto es la clave.
  • Avanzado los 2años podemos optar por manejar en nuestros hijos con alergia el tema a través de cuentos y demás recursos, adecuando su lenguaje y utilizando estrategia que le ayuden a explicar de qué se trata; todo esto con el objetivo de tratar la situación con naturalidad y normalidad, la idea es acompañarlo en el fortalecimiento de la responsabilidad sobre su autocuidado. Evite caer en manipulaciones o vender la alergia como un enemigo al que hay que vencer, recuerde que el principio del trabajo terapéutico es enfocarnos en lo que si podemos hacer en lugar de en lo que no.
  • Sea cauteloso, manténgase tranquilo y evite sobreproteger, en su lugar brinde herramientas para que el niño con la alergia pueda desarrollar una vida plena. El principio de esta idea es que la alergia no sea un tema que no se trate, pero tampoco una idea obsesiva.
  • Eduque a sus hijos sobre la importancia de proteger su cuerpo, prohibirse y prohibirle a los otros que le expongan a interacciones con los elementos que le exponen a la aparición de un cuadro de alergia.
  • Maneje el tema de la alergia como un punto más en el que cada ser humano es único y amerita respeto en su individualidad. Recuérdele además que es un niño o niña sano, que tener alergia a ciertos alimentos, productos o condiciones no significa que se esté enfermo, solo incluye que se debe tener cautela.

 

Los factores psicológicos influyen de manera significativa en la forma en que se percibe y se vive una condición como la alergia. La adhesión consciente a las recomendaciones médicas y psicológicas para el manejo de la enfermedad le permitirá al niño o a la niña cuidar su cuerpo, haciendo frente a las situaciones que se puedan presentar como resultado directo de las restricciones a las que se tiene que adecuar.

 

Si necesitas asesoría y acompañamiento en el manejo de niños con alergias, puedes solicitar detalles de nuestro servicio de consulta online a través de info@mipsicomama.com.