Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Fobias Infantiles

 

 

Todos, en mayor o menor medida, hemos sentido angustia alguna vez. Y ¿qué es una fobia? Una angustia exagerada, injustificada y persistente, asociada a determinados objetos y situaciones que impiden hacer una vida normal. La manifestación más extrema de la fobia es el terror, una angustia que paraliza, el pánico. De menos a más angustia, podemos dividir los tipos de angustia en: temores, miedos, fobias y terrores. Es decir, el terror es la máxima expresión de angustia. Por ejemplo si un niño de cuatro años de un perro y siente temor, quizá tomara con más fuerza la mano de su papá. Pero si siente terror se pondrá a gritar, se quedará paralizado y entrará en pánico. Algunos miedos son evolutivos, temporales y de poca intensidad, adecuados a la edad del niño y lo protegen de ciertos peligros, pues le ayudan a incorporarse a normas sociales muy importantes para su supervivencia, tales como tener cuidado al asomarse a una ventana o cruzar la calle. Esos miedos van pasando a medida que el niño crece. El problema se produce cuando un miedo se instala en la psique del niño en forma de fobia.

 

¿Porque los niños tienen fobias?

 

Algunos niños tienen fobias de origen traumático. Es decir han vivido una situación que ha generado el miedo a un objeto, persona, animal. Sin embargo, en la mayoría de los casos las fobias están asociadas a niños que no han sufrido ninguna experiencia traumática.

 

Para entender qué significa que un miedo se ha instalado y se ha convertido una fobia, es necesario comprender cuál es el origen de la angustia. ¿Qué está pasando cuando un niño tiene fobia?, toda fobia, es decir, toda angustia exagerada, injustificada y persistente tiene su origen en un conflicto que no tiene que ver con la situación objeto en que se focaliza la angustia. Cuando una persona sufre un conflicto que no puede resolver dispara la angustia o el miedo. En el caso de los niños el principal conflicto que pudiesen presentar es separarse de sus padres, así mismo, alrededor de los tres años aparecen otros fenómenos como: el control de esfínteres, relacionarse con compañeros en áreas educativas, relacionarse con otros adultos significantes como docentes, entre otros, todos ellos sino se manejan de manera adecuada pudiesen desequilibrar el niño y generarle niveles de angustia que no pudiese tolerar por mucho tiempo, dándole cabida a la aparición de fobias, que no son más que un chivo expiatorio que buscaba resolver la angustia que siente el niño. De este modo, la fobia es una solución o un parche que utiliza la psique para desviar la atención del conflicto original. Así la angustia se hace manejable, de modo que no se estaría angustiado permanentemente, sino que solamente frente al estímulo que se ha definido como productor de cuadro de fobia.

 

La primera clave que tenemos que tener en cuenta es que nosotros somos modelo para nuestros hijos, cuando transmitimos tranquilidad les ayudamos a sentir tranquilidad. Con esto en mente, te doy una serie de estrategias para ayudarles a percibir tranquilidad a las condiciones externas a ellos.

 

  • Evite bajo cualquier situación ser usted promotor de fobias. Muchas veces como adultos tendemos a fomentar algunos miedos en nuestros hijos a fin de establecer algunas regulaciones o controles con el entorno. De este modo, es fundamental que invitemos a toda costa utilizar miedo como estrategia coercitiva. Ejemplo no entres allí está oscuro te comer el coco, cuidado con la cucaracha, si te portas mal llama la policía.

 

  • Evite decirle al niño que sus miedos son tonterías la idea es que usted pueda comprenderle, escucharle e inclusive darle explicaciones para que el niño pueda sentirse confiado. Póngase en el lugar del niño y sea empático con lo que puede estar sintiendo.

 

  • Pregúntese siempre la causa de los miedos, es esencial brindar seguridad a nuestros hijos de este modo si conocemos la causa del miedo podemos intervenir de manera más efectiva y puntual.

 

  • Si la fobia está instaurada puedes servirte de la ayuda y apoyo de un profesional de la salud para el acompañamiento en el trabajo de disminución y finalización de la misma.

 

Si necesita acompañamiento en el manejo de fobias o situaciones de angustia en niños, puede solicitar información de nuestro servicio de consulta online a través deinfo@mipsicomama.com.