Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Vivir un embarazo tras una pérdida gestacional. Duelo Gestacional.

 

 

La pérdida de un bebe por situaciones perinatales o el aborto espontáneo en cualquier etapa del embarazo suponen la aparición de miedos, ansiedades e inseguridades ante la posibilidad o la realidad de encontrarse esperando un bebe nuevamente, pues la gestación anterior ha supuesto un resultado que ha escapado del control de la gestante.

En este post derivaremos algunas recomendaciones para vivir un nuevo embarazo con la mayor fluidez posible, alineando las acciones a la preparación para la llegada del nuevo bebe:

1) Entender que cada familia es un universo diferente: algunas familias elegirán esperar, otras elegirán querer salir en estado inmediatamente. No cuestiones tus deseos y necesidades, no hay un momento perfecto para volver a salir embarazada. Se trata de ti, tu pareja, tu familia y tu ritmo. Si ya te encuentras en estado no dejes que nada ni nadie opaque tu felicidad o cuestione tus decisiones.

2) Busca sanar siempre: sea cual sea el momento o el motivo por el cual se ha presentado la pérdida, hay situaciones emocionales ligadas al duelo y físicas asociadas a la preparación del cuerpo para un nuevo embarazo, que necesitan ser consideradas. No te aceleres, si bien cada familia tiene su ritmo, situaciones como superar el shock inicial, sanar la necesidad de obtener una respuesta y curar cualquier indicio de resentimiento y/o culpa, ansiedad o tristeza pueden tomar algunos meses, en especial si se vive el duelo con dosis de soledad (paz individual) y dosis de compañía (acompañamiento). Así mismo este tiempo te ayudará a reconocer y aceptar las emociones que produce la pérdida (tristeza, rabia) y dar cabida a nuevas expectativas e ideales.

3) Establece un nuevo vínculo: muchas madres pueden traer miedos que le dificulten asociarse al nuevo embarazo en especial en las primeras etapas del mismo, intentando no repetir lo vivido. Sin embargo, cada embarazo es distinto, de la pérdida podemos aprender a tomar las experiencias vividas para robustecer nuestros conocimientos y vivir el nuevo periodo gestacional con espíritu renovado. En especial si nos acompañamos de profesionales que valoren nuestra condición.

Crea un nuevo vínculo con el nuevo bebe no nacido, nuevas expectativas, nuevos deseos, nuevas formas para asumir este embarazo y su maternidad. Asume incluso que un poco de tristeza puede acompañarte durante el inicio de este embarazo pues aun hay sentimientos que estarán latentes ligados al anterior.

Es importante para crear este nuevo vínculo que te llenes de energía positiva y buen animo, pues la preguntas cargadas de angustia como ¿será este el momento?, ¿pasará lo mismo? pueden llegar a complicarte el establecimiento de la conexión mamá - bebe, por ende intenta no comparar los embarazos (ni los personales ni las experiencias de otras personas), pese a que puedes tomar las historias exitosas como motivación, cada momento es único y distintivo. Así mismo, no te estreses o desanimes si de entrada ante la noticia de un nuevo embarazo no sentiste la misma química o felicidad que en el anterior, recuerda que este es un nuevo proceso y dará nacimiento a una nueva madre.

4) Infórmate y busca acompañamiento: es importante vivir este proceso en compañía profesional (obstetras, psicólogos perinatales) o de redes de madres y familias que han pasado por situaciones similares, a fin de compartir la experiencia y convertirla en una vivencia sanadora. Cuando estamos acompañados podemos vivir los síntomas del embarazo con mayor control y este control, nos ayudará a atravesar los miedos de que algo como lo anterior se vuelva a repetir. Nuestra tranquilidad favorecerá en gran medida el nuevo proceso de gestación reduciendo la hipervigilancia, permitiéndonos disfrutarlo aun mas en especial conforme se avanza en el embarazo.

5) Vive un día a la vez: es normal que te preocupes por el movimiento del bebe, por tus síntomas de embarazo, por evitar manchar, por estar siendo monitoreada de manera constante por el medico, al mismo tiempo es posible que te preguntes si dejará de doler la pérdida anterior o si lograrás conectarte con tu nuevo bebe. Sin embargo, relájate, cada minuto de este nuevo embarazo merece ser vivido con optimismo, pero a la vez con cautela para evitar que la ansiedad y el estrés nos juegue una mala pasada emocional.

Es difícil, lo se, y es normal que sientas que quizá otras personas no viven lo mismo que tu, sin embargo, vivir un día a la vez nos permitirá dejar ir el pasado tomando sus aprendizajes y desconectarnos de las ansiedades del futuro. Al centrarnos en el presente todo se vuelve mas real y desde allí nuestras acciones para cuidar nuestro nuevo embarazo van dando sus frutos.

Si necesitas apoyo o acompañamiento en el proceso de pérdida y duelo gestacional puedes solicitar información sobre nuestro servicio de consulta Online a través de info@mipsicomama.com