Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Familias Ocupadas

 

 

El ritmo vertiginoso de la vida laboral, profesional y personal del siglo XXI ha impulsado nuevas formas de desarrollo familiar, convirtiéndose a su vez en causa de nuevas enfermedades y síndromes relacionados con el estrés, agotamiento, baja respuesta y tolerancia emocional, dificultades de concentración, entre otros fenómenos que afecta a todos los integrantes del núcleo familiar.

Las familias ocupadas por lo general están compuestas por adultos autoexigentes, deseosos de reconocimiento y ansiosos por alcanzar el éxito en lo personal y laboral. Son padres que pudiesen a su vez espera y exigir a sus hijos altos rendimientos académicos, artísticos y deportivos, incluso pueden ser padres que no ejerzan una actividad laboral fuera del hogar y que al mismo tiempo viven a través de los logros de los hijos. El punto es que las familias ocupadas son lideradas por padres que consumen la mayor parte del tiempo en horarios laborales o actividades personales, quedando poco o ningún espacio para convivir en familia.

Como resultado de esta dinámica, los hijos han perdido los espacios de recreación, distracción y placer. Es tal el fenómeno que envuelve a las familias ocupadas, que inclusive algunos niños han llegado a experimentar fuertes indicadores de estrés e insomnio pese a su corta edad, otros han llegado a experimentar conductas desafiantes, transgresoras u opositoras, esto debido al agotamiento que viven que los deja en un estado de cansancio permanente.

Todo esto gracias a que tanto padres como hijos poseen horarios de vida obsesivamente programado, gestando una rutina ajustadísima, que no les permite disfrutar de la etapa de juegos.

En las familias ocupadas es común ver a padres e hijos frustrarse al sentir que no están a la altura de las exigencias familiares, llegando a buscar salidas a esta frustración a través de excesos que los terminan perjudicando (comida, adicciones y demás). A esto se suma que en las familias ocupadas la pérdida del diálogo y de la contención familiar resulta inexistente o escasa.

Las familias ocupadas consumen gran cantidad de tiempo en intentar coordinar agendas propias y ajenas. De modo que poco a poco, a causa de las exigencias diarias, padres e hijos van renunciando a espacios en común tanto lo que eleva la sensación de que se ha perdido el rumbo, profundizándose la sensación de malestar.

Entre las consecuencias que pueden experimentar padres e hijos como producto de una familia ocupada son:
• Enfermedades Psicosomáticas: digestivas (síndrome de intestino irritable), respiratorias (asma bronquial, hiperventilación), cardiacas (IAM –Angina de pecho).
• Enfermedades Endocrinas: obesidad, hipotiroidismo y diabetes.
• Enfermedades Dermatológicas
• Enfermedades Psiquiátricas: trastornos de ansiedad, trastorno depresivo.
• Uso y Abuso de Sustancias psicoactivas –Adicciones

Para revertir estos efectos es necesario:
• Reconocer que nuestras ocupaciones nos han desconectado, resulta imprescindible que como familia nos demos cuenta que nos hacen falta los contactos, el afecto, la comunicación y lo lúdico más que las obligaciones, y "deberías". Abandonar nuestras autoexigencias liberarán mucho tiempo en nuestra agenda.
• Recuperar espacios familiares, el segundo paso nos invita a reconstruir los espacios en todos los sentidos: esposo-esposa, padres-hijos, entre hijos; inclusive los espacios con la familia extendida. Dándole la importancia que merece el tiempo compartido y dedicándole atención exclusiva a cada eslabón de la familia. Para ello, la estrategia va desde liberar espacio en nuestras agendas priorizando el tiempo para compartir en familia, delegar responsabilidades en el trabajo de ser necesario, pasando por desconectarnos de eso que nos roba tiempo, hasta llegar incluso a formas nuevas de producción que nos generen más espacios de tiempo libre y en familia.
•Céntrate en el ahora, mantén espacios de conciencia plena tratando de mantenerte atento y reflexivo a lo que sucede en el momento. La idea fundamental es desarrollar un estilo de vida autoconsciente que nos permita vivir conectado.

Si requiere este u otros acompañamientos de terapia familiar solicite información sobre nuestro servicio de consulta Online a través de info@mipsicomama.com