Herramientas para Madres y Padres

Temas diversos de interés para Madres y Padres.

Celos: la manera de decir te amo y no me amo.

 

 

He recibido en los pasados días en consulta una serie de parejas que definen como quiebre de su relación la aparición, casi enfermiza de un tercero.  En la mayoría de las oportunidades este tercero realmente no existe, es sólo el recuerdo constante y casi omnipresente de los miedos personales o de momentos fallidos reales que se esfumaron en un supuesto perdón y que vuelven cada vez que se les necesite. 

Las relaciones humanas, y entre ellas las relaciones de pareja, tienen su punto focal en la confianza, la cual se basa en la idea de la libertad plena del otro desde el establecimiento del respeto mutuo y la consolidación de los intereses de ambos. Pero, ¿que sucede cuando esta confianza se ve debilitada y vivimos  atrapados en una relación llena de miedos transformados en límites, restricciones, amenazas y advertencias?. Buscaremos en esta entrada comenzar a desenmarañar el complejo problema de los celos en las relaciones de pareja, a través de la exposición de tres modelos básicos...

Modelo 1: La persona que es EX-Infiel cuya infidelidad nunca ha sido olvidada.

Este modelo, es uno de los más comunes, representa una pareja que ha pasado por una crisis REAL en su relación y que "supuestamente" ha logrado surgir airosa de la misma. La realidad es que el momento de la infidelidad no logra ser olvidado, independientemente de que fuese conversado y "perdonado". Lo que realmente sucede, es que la confianza para algunas personas es como un espejo, podrás repararlo pero siempre verás los daños en el, de allí que aunque no exista un tercero, los temores de una nueva infidelidad se adueñan de la relación, convirtiendola en un espacio gris y pesado en el que no se desea estar. El resultado de este estilo de parejas es la separación o en el peor de los casos la recaída en la condición de infidelidad. 

¿Qué hacer? La pareja debe pasar por un proceso real de re-encuentro, incluyendo, de ser necesario, un espacio entre ambos, que permita a cada miembro de la pareja hacer sus reajustes. Para el miembro de la pareja que actúa con celos, es necesario entrenarse en modos de control de esta respuesta y ayudarle a calibrar sus percepciones de la realidad, a fin de que los fantasmas y la desconfianza se minimicen.

Modelo 2: El miembro de la pareja que cela, es infiel.

Esta situación es un tanto confusa, la realidad de los reclamos del que cela están cifrados en la estructura de la Proyección, que no es otra cosa que atribuir incorrectamente al otro, sentimientos, impulsos o pensamientos propios. Este modelo, es muy característco de aquellos expertos en infidelidades que han construído un mundo lejos de la pareja. En la mayoría de los casos el que cela se basa en sus experiencias durante los episodios de infidelidad para argumentar sus celos. Como resultado, la pareja puede adoptar una posición sumisa o reactiva, en cualquiera de los casos, la relación ya no existe, sólo se mantiene el status social de la misma. Lo sumamente peligroso de este modelo es  que posiblemente se generen situaciones de violencia debido al pobre control impulsivo que el celoso experimenta y al escaso control en el manejo de las frustraciones. 

¿Qué hacer? ser sinceros es la clave de este modelo. Reconozco que las rupturas no son nada fáciles y que vienen acompañadas por periodos de duelo, sin embargo, mantener una relacion que no es sana producirá efectos adversos en tu autoestima y debilitará tu autoconcepto.

Modelo 3: El miembro de la pareja que cela desde sus creencias, miedos y patologías personales.

Hemos escuchado y leído millones de veces que los celos sólo se refieren a una baja autoestima de aquel que cela, pues la realidad, aunque dura de aceptar para muchos, es esta: LOS CELOS, estan anudados a un YO debilitado y autocompasivo. Aquellas parejas sumergidas en este modelo nunca han tenido en su historial episodios de infidelidad, sin embargo la persona celosa tiene fantasías personales e ideaciones de infidelidad por parte de su pareja, se sumerge en sus propias inseguridades, historias pasadas, ansiedades y proyecciones negativas  de imitando la sensación de logro y acompañamiento emocional del otro. La dificultad de este modelo radica en que la inseguridad personal del que cela genera una estructura de posesión extrema o vigilancia excesiva, lo que dificulta los espacios de libertad personal, fundamentales en una relación de pareja.  

¿Qué hacer?, hay que partir por fortalecer la comunicación en la pareja  a fin de establecer diversas ópticas del problema, así mismo es fundamental buscar ayuda terapéutica, ya que si sus celos producen angustia y malestares personales deben ser tratados a fin de ayudarle a controlarlos y disminuirlos, acentuando su autovalía e incrementando su autoestima. 


Como línea final, los celos son una manera errada de demostrar cuanto se ama a una persona, surgen en el interior de quién cela y crecen hasta el punto de debilitar el autocontrol de quién los padece. Si te sentiste identificado con alguna de las situaciones es hora de buscar ayuda y no permitir que este cáncer haga metastasis en tu relación llevándola a un doloroso final, no permitas que tu vida se convierta en una repetición de la historia de Hera (Diosa del Matrimonio en la Mitología Griega).

 

En mipsicomama contamos con espacio terapéutico individual y de pareja, a través del acompañamiento vía Online. Si deseas conocer más sobre el servicio solicita información a través de info@mipsicomama.com